VIDA Y SALUD

Espalda: Como evitar dolores y malas posiciones en su rutina diaria

Espalda

La espalda: Tal vez usted se levantó algo pesado o impulso el palo de golf con demasiada fuerza. O quizás ha estado sentado en una silla de escritorio no muy confortable por varios días, trabajando arduamente para cumplir con una fecha límite en su trabajo. Cualquier motivo que sea, usted está ahora acostado de espaldas, deseando que algo (o cualquier cosa) le ponga fin a su dolor.

Buena noticia! Usted no está solo con este problema, casi todas las personas que adultas sufren este problema en algún momento de su vida. La mala noticia es que a no ser que tenga un daño grande o problemas en los discos, su doctor no podrá hacer mucho por usted excepto recetarle alguna medicina para calmarle el dolor y aconsejarle que descanse.

La buena noticia es que le daremos unos pasos para que se sienta mejor en pocos días, y mejor aún podrá evitar tener que pasar por el mismo malestar en un futuro.

Como calmar el dolor

Los siguientes remedios son apropiados para cualquier que sufra de dolor de espalda a consecuencia de músculos tensos y doloridos, o de una torcedura. Sin embargo, si tiene dolor, debilidad o adormecimiento en las piernas o si a perdido control de la vejiga o del vientre, vea a un médico lo más pronto posible.

Váyase a la cama. “El descanso en cama es una manera de eliminar la tensión de los músculos”, el trabajo de los músculos de la espalda es mantenerlo a usted en posición recta. Si usted se acuesta, le quita la presión a los músculos. La mejor manera de acostarse es poniéndose totalmente de espaldas con dos almohadas debajo de la rodillas. Nunca se acueste boca abajo ya que esta posición lo obliga a torcer la cabeza para respirar y esto le puede ocasionar dolor en el cuello. Haga un esfuerzo para levantarse y comience a moverse a los tres días aproximadamente, ya que periodos mayores de descanso en cama le debilitan los músculos y los deprimen más a sufrir de dolor.

Póngase hielo. La aplicación de hielo en el área de dolor dentro de las 24 horas del daño puede ayudar a mantener en un mínimo la inflamación y el malestar. “El hielo hace algo, reduce la habilidad de los nervios de conducir  los estímulos dolorosos”. De igual manera poner cubos de hielo en una bolsa plástica, luego poner esta sobre una toalla fina que se colocara sobre la piel. Deje la bolsa con hielo fría por 20 minutos, quítela por 30 minutos y vuélvala a poner por otros 20 minutos más.

Dese un baño caliente.  Si ha pasado más de 24 horas desde que se lastimo, el hielo no le va a ayudar a reducir el dolor o  la inflamación. Después de ese periodo, el calor puede ayudar a aumentar la elasticidad de los músculos en un 10 por ciento,  y a comenzar a sentirse mejor. Es recomendable tomar un baño caliente de 20 minutos o más. Sin embargo, las mujeres embarazadas no deben permanecer en un baño caliente por mucho tiempo, ya que elevar la temperatura del cuerpo a más de 100 grados Fahrenheit (37,8)  por periodos largos puede causar defectos de nacimientos o aborto espontaneo.

Invierta en un colchón nuevo.  Un colchón suave y de poca consistencia puede contribuir al desarrollo de problemas en la espalda o a empeorar un problema ya existente. Sim embargo, si un colchón nuevo no está en su presupuesto una pieza de madera contrachapada (Plywood) de tres cuarto de pulgada (1,90 centímetro) de grosor colocada entre el colchón y el marco de la cama le podrá ayudar en algo.

Reciba un masaje.  Si usted tiene la suerte de contar con un conyugue, amigo, compañero de habitación complaciente, pídale a él o a ella que le dé un masaje. Póngase boca abajo y que alguien le dé el masaje en los músculos. Y también preguntarle a sus amigos donde localizar terapeutas de masajes locales que pueden hacer visitas a domicilio.

Relájese. Una gran parte del dolor de espalda es el resultado de músculos tensos por tensión emocional por eso es bueno practicar ejercicios de relajación y de respiración profunda, como el cerrar los ojos, y respirar profundo y contar para atrás desde 100.

Tomar dos aspirinas.  Algunos analgésicos de venta sin receta como la aspirina, acetaminofén, o ibuprofeno le pueden ayudar a calmar el dolor. Sin embargo tenga presente que no todos los medicamentos, incluso los sin recetas, no son para todo el mundo. Por ejemplo, las mujeres embarazadas no deben tomar ninguna medicina sin consultar antes su médico. Y las personas con ulceras deben evitar los analgésicos que contengan aspirina. Ojo: Todas las medicinas se deben tomar conociendo previamente los efectos secundarios, asegúrese de recibir el consejo de un médico.

Evite dolor en el futuro

Muchas de las actividades que usted realiza todos los días, sentarse, levantar algo, doblarse, llevar algo, puede poner una gran tensión en su espalda. Si aprende nuevas formas de llevar a cabo estas actividades, podrá evitar los dolores de espalda y asegurar el buen estado de su espalda en los años venideros. Los consejos que siguen le podrán ayudar.

Ponga el brazo detrás de la espalda.  Si tiene que permanecer sentado por periodos muy largos en una silla que no le da ningún soporte a la parte baja de la espalda y usted no tiene un cojín, trate de enrollar una toalla o suéter y darle mas o menos la misma circunferencia que su brazo. Luego deslice la tela enrollada entre la parte baja de su espalda y la silla. En resumen, usted sencillamente puede deslizar su brazo entre la parte baja de la espalda y el respaldar de la silla para aliviar la presión de la espalda.

Use un cojín. Los asientos de las mayoría de los automóviles y camiones no están bien diseñados, debieran de darle soporte a la parte baja de la espalda, si su asiento no le da este sostén le sugiero que compre un cojín pequeño que pueda ajustarse para brindarle el soporte adecuado. La posición más conveniente para sentarse no es la en la su espalda esta derecha de arriba abajo. Es mejor recostarse con un ángulo de unos 110 grados. Es recomendable que se levante y camine periódicamente.

Nade. La natación es el mejor ejercicio aeróbico para la espalda dolorida. Nadar algunas vueltas en la piscina puede ayudar a darle tono y tensión a los músculos de la espalda y el abdomen. También puede probar los ejercicios para proteger la espalda.

Levante los objetos doblando las rodillas. Los músculos grandes de las piernas y las nalgas están mejor equipados para soportar pesos pesados que los músculos de la espalda. Es recomendable fortalecer los músculos de las piernas y las nalgas para facilitar el agacharse.

Lleve los objetos cerca de su cuerpo. Cuando levante y cargue objetos pesados, ponga los codos hacia adentro y sostenga el objeto cerca de su cuerpo. Si tiene que alcanzar algo de un estante, colóquese debajo del objeto y póselo a su cabeza, de esta manera la columna vertebral erecta carga al peso, y usted no forzar mucho sus músculos.

Manténgase alerta. Las actividades que se realizan sin cuidado son la causa principal del daño en la espalda. Si ha tenido dolor de espalda anteriormente, tenga mucho cuidado, evite doblarse, torcerse y levantar objetos. Que no le tome desprevenido. Algunas veces es mejor contratar a alguien para que haga algunas cosas, como limpiar el patio o acarrear maletas pesadas que lesionarse y perder tres meses de trabajo.

Vigile su peso. Mantener su peso ideal ayudara a quitarle tensión a los músculos de la espalda. Mientras menos peso tenga, menos carga tendrá. Igual si cuando usted sube de peso en su abdomen, su cuerpo se inclina hacia tras, lo que puede acentuar el dolor de espalda.

Le recomiendo leer este articulo sobre: Alergias: Recomendaciones para sentirse mejor.

Elchipero.com